La Frase de Hoy

6 de abril de 2017

Discos de a lustro

Por qué tanto tiempo para hacer un disco?

Va a parecer esto como una excusa más para seguir la interminable perorata de justificaciones por lo del retraso de casi un lustro de nuestro disco como Vassy Courtes y podría preguntar, cuál es la prisa? de no ser porque yo mismo he cacareado el méndigo disco aquí y en otros espacios. Bueno, no importa y con este post les voy a caer más gordos todavía porque el villano favorito vuelve a ser mencionado (más adelante verán quién). La cosa es que ya en unas semanas más cierto portal especializado pondrá en catálogo el multiprometido disco, aclarando que agradezco a la gente que me ha estado haciendo la observación, porque eso quiere decir que realmente quieren escuchar algo nuevo. Después de 15 años o algo así, jajajajajajaja.

Razones ya se dieron muchas pero quiero volverlas a mencionar (uff!!) y es que a partir de 2001 me volví exigente y "mamón", la verdad, con esto de la música. Comencé a creer que había algo más que tocar en interminables sesiones de bar en que me divertía mas yo que nadie más y los etílicos pedían y pedían "La chispa adecuada" o "La planta". No reniego contra los colegas mexicanos que hicieron esas canciones (creo que la chispa es de chilenos, no sé) pero como que aprenderte "Dream on", "Heaven and hell" (la de Los Who) y temas complicados no resulta tan gratificante cuando te escucha gente que preferiría que fueras su karaoke ranchero. Nunca he permitido los palomazos ni gente ajena en los ensayos pero, más allá todavía, el incesante enfoque a tocar "covers" me pareció aburrido y en cierto modo que me alejaba del verdadero propósito: hacer música, no sólo tocarla.

Yo siempre he sido medio mala leche como figura de escenario. En 2005 un idiota dijo alguna vez en uno de mis foros: "Tonatiuh es un infeliz que siempre quiere ser la estrella" y eso es verdad. Con toda honestidad confieso que siempre me ha gustado el rol de líder y me preparé para ello así que eso comenzó también a suceder en el seno de Crash Fuego Blanco. Polo era líder (y tenía sus buenas razones) y yo era líder y eso nos confrontaba a cada rato sin darnos cuenta. Cuando comencé a ambicionar hacer mis propios discos el enfoque cambió y ni él ni Luz María (bajista de Crash) pudieron ver a la misma dirección que yo porque mientras yo pensaba en crear ellos seguían pensando en interpretar, eso sí, querían hacerlo bien. Pero entre mis grandes defectos es que tiendo mucho a perder el encanto.

Cuando disolví Crash comencé a tocar con el gabacho baladas country y algo de blues y fue bueno por un rato pero comencé a sentirme limitado así que traje a los Dark QUEEN (Marco, Horacio, Oly y Judith) para darle un toque más rockero pero hasta en eso tuve dificultades, propias de tener una chamaca voluble de 14 años tocando el bajo -y que hoy en día te deja de hablar porque un depravado émulo barato de Marx es capaz de hipnotizarla-. Cuando terminó todo eso Oly y yo comenzamos a tocar como "The Nice Pair" un poco en alusión al disco de Pink Floyd, acepto, pero igual terminó dejándome insatisfecho. Ya en Chihuahua se me ocurrió hacer otra versión de Crash (ahora como Fuego Blanco) pero la cosa fue peor porque me alié con un par de payasos que ni saben tocar, Sergio Moreno (sí wey, tú) y Víctor Hernández (el mentado Trimax). Uno que se sentía tocado por los dioses y el otro que actualmente sale con la idiotez de que "está a otro nivel" pero en resumen no se hace uno de ambos. Es obvio que la cosa me tenía harto y traje a Iván Paniagua. Muy buen baterista (la verdad, de los pocos con los que me gustaba interactuar improvizando en escena) pero sin un enfoque de lo que realmente quería y, para mi desgracia, incondicional del Trimax. Cuando terminé con eso me regresé al entonces Distrito Federal ya con la idea de grabar algo propio.

Estando aquí comencé a trabajar de lleno en la idea. Por qué no?, cuál sería el problema?. Tener música propia que al menos te guste a ti es una satisfacción personal, igual no ganarás un Grammy pero es tuya, qué carajos!. Así que el propósito era grabar y comercializar como grupo de estudio pero luego vino la necesidad de querer tocar y surgió lo de hacer un grupo en forma así que hace tres años fue que Javier Bojorge se hizo nuestro baterista y comenzamos con el asunto de la grabada. Mi problema fueron los horarios y la obvia obligación de trabajar para ganar dinero y sobrevivir, lo que me llevó al asunto de PRODISA del que ya todos conocemos el desenlace. Sí, el Trimax ese que se siente más ingeniero que los ingenieros sólo porque es carnalazo de los dueños y cree que nadie lo supera (pobre wey). Así las cosas, recuperé un poco los bríos ya entrado el año siguiente pero esta vez fue la complicación de horarios nuevamente y el año pasado aún andaba en eso. Pero llegó este año y en estos tres meses pude recuperar el tiempo postergado. Olvidaba mencionar que estuve tocando con Tono 5 por dos años cuando recién llegué a la ciudad y eso me sirvió para retomar algunas cosas que ya había dejado, las partituras por ejemplo. Creo que estar en Tono 5 fue bastante sano para mí.

Luego entonces a estas alturas ya puedo decir tranquilamente que la música ya está por ser publicada pero confieso algo muy personal, de no haber sido por la gente que insistió en que sacara algo nuevo, probablemente aún estaría pensándolo. Por todo esto es que el disco debería llamarse "El disco de un lustro" pero no, jajajajajajaja, tendrá un nombre normal.

A todos muchas gracias, aquí publicaré el disco en cuanto esté listo.

Messy Blues