La Frase de Hoy

29 de enero de 2012

Amazing Journey

Los católicos VS el Rock y... por qué Los Who son mi banda favorita

La primer banda que yo vi en un concierto a escala importante fue Queen en 1979 (no, no me refiero a Puebla, México en 1981 pa que ni quieran corregirme) a la que, antes de eso, yo asumía como una agrupación especializada con coros polifónicos y al menos una decena de músicos. Diré aunque sea brevemente por qué creía eso y es que por esos entonces el único grupo que yo consideraba como de "Rock" era Kiss cuyos disfraces y vistosidad circense provocaron toda una fiebre que contagio al mas pintado... menos a mí. De hecho me cagaban la madre. Carlos Velázquez Cortés, Héctor Martínez Navarrete y Luis Gerardo Piña Ruiz, por esos días del 77 a parte del 78 mis compañeros de taller en la técnica 18 (hoy Sec Tec No. 2), me tenían hasta la madre con sus pinches colecciones, dibujos y manías sobre Kiss y los pleitos que tuve con ellos por ese grupo rayaban incluso en la humillación. De ahí que cuando regresé al D.F. a mitad del ciclo escolar traté de refugiarme en Star Wars, los cómics y repentinamente en Los Beatles. Cuando aparecía algo relacionado a Kiss yo me refería bastante mal a ese grupo que, al final de cuentas no fue ni es aquella superbanda de Rock que tanto alardeaban ni sus seguidores ni mis amigos que eran esos cuatro payasos. Hoy acepto sentir mucha simpatía por Ace Frehley, el requintista original que ya no pertence a Kiss. Luego entonces y de manera paralela había grupos vocales como ABBA, Love and Kisses, French Kiss y jaladas así que se transmitían por la radio combinados con temas de Queen cuyos mejores números por ese entonces eran "Bohemian Rhapsody", "Somebody to love", "We are the champions", "Don`t stop me now", "Bicycle race" y alguna que otra canción sacada de discos anteriores al "Jazz" de 1978. Como sea Queen era el favorito de mi prima Gloria y de mi hermana Pilar por lo que poco interés mostré hacia ellos aunque acepté que su sonido era bastante mas profesional al de Kiss, o al menos mas serio y mejor hecho. Bien, volviendo entonces al principio en que Queen fue la primer banda que vi en concierto (como espectador que pagó su boleto como Dios manda), yo enfrentaba un depresivo fin de semana por lo que no encontré razones para no ir a un concierto en donde el grupo abridor ahora es muy famoso y Queen ya cumplía un lustro y fracción de historia en el Rock. Sorprendido e impresionado vi que en el escenario solo estaban cuatro monigotes tocando lo mismo que yo había escuchado en sus discos y pese a sus limitantes técnicas en proporción al trabajo en estudio, conseguían con solo cuatro elementos -y solo cuatro instrumentos, y a veces solo tres- algo que sus competidores, especialmente Kiss, estaban lejos de conseguir; un excelso concierto con una gran banda que merecía en ese entonces llamarse una buena banda de rock.

Eso fue el principio. Posteriormente vi mas superdinosaurios del Rock que me llevaron de la mano al Heavy Metal y al Rock Progresivo y eso formó parte de mi adolescencia entre 1979 y 1982 en que escuché y traté de emular grupos excelentes como Deep Purple, Pink Floyd, Genesis, Camel, Passport, Fogath y muchos mas y precisamente fui espectador de dos conciertos de The Who, uno en 1979 también con Kenney Jones de reemplazo a Keith Moon (eso yo no lo sabía por ese entonces) y yo asumí que era una banda en su mejor momento y me gustó aunque confieso que no en ese momento lo suficiente como para hacerme su fanático. Los volví a ver en 1989 ya con pleno conocimiento de ciencia y decencia aunque por ese entonces no sabía que sería mi última oportunidad de ver tocar a John Entwistle, el genial bajista de la banda. curiosamente mi fervor por el metal terminó en 1984 justo cuando Spinal Tap lanzó su película como "Fake Band" (banda de a mentiras) burlándose precisamente de los grupos metaleros. En esos días comencé de nuevo a escuchar rock and roll cincuentero y me incliné mucho más por el blues volviendo también a mis influencias básicas como fueron Los Beatles y Los Rolling Stones y descubrí mucho que había dejado de lado sin escuchar detenidamente. Cuando un día vi por la tele un programa especial sobre The Who (a cargo de Jaime Almeida) comencé a saber mucho mas sobre ellos, especialmente sobre su Rock Ópera "Tommy" que pone en tela de juicio la efectividad de la religión y de hecho es una parodia de las iglesias y las sectas religiosas. Me gustó que una banda tuviea tantas cosas de las que se podía sacar mucha diversión, especialmente siendo una banda que, para entonces, ya había inventado todos los géneros habidos y por haber. Es cierto aquello que Almeida dijo sobre ellos: "Se puede decir que Los Who inventaron el Punk y el Heavy Metal", considerando que son una banda que comenzó en 1964 y hasta el día de hoy siguen llenando estadios, eso es en cierto modo verdad.

Digamos que Los Who tienen un perfil para cada personalidad lo que los hace mas interesantes pero me voy al periodo en que muchos movimientos fanáticos comenzaron a volcar su furia e intolerancia hacia la música rock y pongo el primer ejemplo de intolerancia (en este caso mas racial que ideológica) en boca de una activista, Asa Carter, de raza blanca y que se oponía en los 50's a que el rock and roll recibiera difusión. La doña dijo lo siguiente:

"A través del rock n' roll, el hombre blanco queda rebajado al nivel inferior del hombre negro. El rock n' roll es parte integrante de un complot para socavar la moral de la juventud de nuestro país. Tiene carácter sexual, inmoral, y es el mejor camino para fusionar ambas razas".

Entre ella y muchos grupos religiosos trataron de llevar a la pira tanto a artistas como a compañías disqueras haciendo acusaciones que iban de lo absurdo a lo realmente fantasioso y atacaron cosas meramente legales (como la boda de Jerry Lee Lewis con su prima de catorce años) y las adicciones de Johnny Cash y Ray Charles como mensajeros de satanás hasta a Los Beatles como "Comunistas Camuflados" (Billiy James Hargis, 1965), haciendo especial hincapíe en aquella tonta declaración de John (Lennon) sobre Cristo, de la que hoy incluso muchos "Reporteros" hacen dinero fácil. En todo lo que fue la década de los setenta hubo tales intentos de hacer caer al rock que se acusó al Rock de provocar las muertes de Sharon Tate (a manos de una pandilla de satanistas liderada por el siniestro Charles Manson cuya frase fue "Helter Skelter") ya que el líder criminal aseguró en juicio que el album blanco de Los Beatles le había dado mensajes para eliminar las razas inferiores y Polansky -esposo de Tate- era un despreciable judío. Entre otras muertes y desastres atribuídos al rock está la muerte de Annissa Jones (actriz infantil de "Mis adorables sobrinos" a finales de los sesenta y muerta por sobredosis a los 18 en 1976), el desafortunado concierto de "Altamont" de los Stones en donde Meredith Hunter perdiera la vida a cuchilladas en manos de los "Hell's Angels" - pandilla sanfranciscana que estúpidamente fue contratada por Allen Klein para cuidar a la banda durante ese festival- y otros desafortunados eventos que no concluyeron del todo y el rock fue nuevamente atizado porque un imbécil de origen ruso llamado Richard Czachor que vivía en Pennsylvania como reverendo anglicano, tuvo la ocurrencia de hacerse de sus quince minutos de fama tratando de boicotear a Ozzy Osbourne en su gira norteamericana de 1984.

Richard Czachor logró que un grupo de extrema derecha llamado Catholic Youth Center se anexara a la causa y llegaron a extremos de prender fuego a estadios donde se presentarían bandas de rock. Hacia 1989 Frank Zappa, Dee Snider y Rob Halford habían respondido a la guerra (cosa que los derechistas no esperaban) contra la PMRC (Centro de recursos musicales para padres de familia pero en inglés) y ganaron estrepitosamente llevando el caso incluso a niveles que les sirvieron de gratuita publicidad. Lo cierto es que Dave Mustaine llegó a decir, con mucha razón, que el metal y el rock era ese típico dolor de cabeza que a ciertos padres les duele sentir porque su consciencia les reprochaba en todo tiempo no ser mejores personas. Es decir, de acuerdo a Mustaine esos que atacan al Rock son personas que tienen algo que esconder en sus vidas y muchas mas perversiones de las que atacan.

Otro asunto que los católicos se atribuyen como logro es la caída del telón de acero alegando que gracias a ellos cayó el comunismo y eso es totalmente falso. Resulta que la caída de la Unión Soviética como sistema político y administrativo se debió mas a presiones de economía mundial en la que los aliados vencedores de la segunda guerra se reunieron a dialogar con Mijail Gorvachob, entonces primer dirigente soviético, para reabrir el telón y dar fin a los bloqueos que afectaban la economía global incluyendo los satélites soviéticos como Cuba y países de Asia que no conseguían ser protegidos por potencias comunistas como China y Corea del Norte debido en parte a conflictos de intereses con Estados Unidos. La caída de la Unión Soviética es en realidad el resultado de diálogos entre el primer mundo y este otro llevados a la ONU desde 1978 pero que no conseguían concretarse por razones de armamentismo y el buen negocio que ello implica. Algo también cierto es que, aunque Karol Wojtila -Juan Pablo II- puso su parte en diálogos, en realidad fue el movimiento MOD con The Who a la cabeza y apoyado por Roger Waters los que comenzaron a propiciar el derrumbe del ineficaz sistema comunista. Por si la memoria no le funciona a esos católicos, en 1988 Brian May fue el único ser humano que reunió colegas para realizar un disco llamado "Smoke on Armenia" cuando un terremoto acabó con la mitad de la población de ese país entonces soviético (en esa grabación trajo, entre otros colegas, a Ritchie Blackmore y David Gilmour realizando una genial versión de "Smoke on the water"). La religión en realidad tuvo muy poco qué ver en el asunto ya que incluso Wojtila, el único religioso involucrado, fue tomado mas como un funcionario diplomático que como un representante de la iglesia. Con esto se prueba que en realidad los católicos tienen muy poco de qué jactarse ya que incluso el poder económico y político del planeta está en manos de "Bilderberg" (y su aliado "Skull&Bones") un grupo elitista bastante mas ateo que la gente que ellos atacan.

Entre muchas otras cosas algo de lo que me gusta de The Who es su honestidad para asumir y tratar temas tan delicados como la política y tan escabrosos como la religión
Long live rock!!!!!

Messy Blues