La Frase de Hoy

15 de noviembre de 2010

Personal Blues

He vuelto a las andadas

El pasado Festival de Jazz y Blues está siendo muy mencionado por acá y eso es una buena noticia. Y respecto a lo que en este momento estoy haciendo pues hace algo mas de un año que había tenido mi última actuación como parte de una banda estructurada, Fuego Blanco. Claro, fue algo así como una alegoría de haber pertenecido (fundado) aquel "Crash Fuego Blanco" hace algunos ayeres y la actuación tan indigna y accidentada como fue la última de esa banda en enero del 2005. Sí claro, cuando Lulú Troche no actuó como bajista y además fue e hizo un escandaloso episodio que me puso de puntas con mucha gente por algunos años hasta que me fui a Delicias, Chihuahua. Fue allá que Trimax, Quiet Oly y yo fundamos "Fuego Blanco" jalándonos a un penoso ¿baterista? (en serio así se le puede llamar al wey ese?) que terminó amenazándome, insultándome e intrigando en mi contra en el trabajo. Con Iván, el baterista, la cosa fue mucho mejor a pesar de que nuestros egos continuamente se encontraban de frente. Aún así creo que aquella banda fue una gran banda y lamento haber tenido que dejar esa ciudad por cuestiones de trabajo.

Así que, casi un año y medio del éxodo, Oly y un servidor volvimos a pertenecer a una banda. Héctor Melgarejo -personaje de mucho peso e importancia en la escena rockera del DF- y su colega Hugo Ávila hicieron su banda desde hace ocho años tocando el mejor y más puro Rocl Clásico que se pueda encontrar. Pocos pueden aspirar a estar en sus filas dado lo exigente que resulta captar y ejecutar la serie de acordes y arreglos que esas canciones suelen tener, sin mencionar las inflexiones vocales que, con el respeto debido, pocos realmente pueden interpretar. La Oly se ha hecho guitarra líder -cosa de la que estoy orgulloso- y yo tengo tres funciones como parte de la banda aunque eso no es mínimamente importante -tal vez lo sea para mí. El hecho es que después de algunos meses de duros ensayos el pasado sábado volví a pisar un escenario en forma en la boda del hermano de Hugo y ha sido una experiencia gratificante.
   
Héctor es un tipo perfeccionista con el que se aprende mucho aunque acepto que salta a la vista el por qué muchos de sus antiguos colegas prefirieron tirar la toalla pero, qué es un músico sin disciplina?. Tal vez no sea fácil lidiar con la dura regla de Héctor pero la verdad es preferible así, dicen que si las cosas que valen la pena se hicieran facilmente cualquier pendejo las haría y Héctor es una de esas personas que te hacen valorar lo que aprendes y lo que obtienes con ello. Hugo por su parte es el profesional en el sentido de lectura expontánea y conocimiento teórico y un tanto más tolerante. Abraham el baterista es un tipo genial e igualmente Claudio el de la armónica pero Lidia, primera voz y teclado -funciones que comparte con un servidor-, resulta la cereza en el pastel con su gentil forma de ser y su entrega al equipo pese a que tiene poca oportunidad de estar en todos los ensayos -vive fuera del DF-. Oly y yo vinimos a completar la banda después de muchos esfuerzos de ambos lados. Ellos buscando a los indicados y nosotros buscando la banda idónea. El sábado pasado se compensaron muchos esfuerzo y padecimientos.

Me alegro de cómo se han dado las cosas aunque me hayan dolido Crash y Fuego Blanco en el pasado, no así la "Messy Blues Band" porque es es y seguirá siendo mi proyecto personal que cambiará de músicos pero no la esencia de lo que a veces me da por hacer.

Messy Blues

Fotos de todo lo anterior