La Frase de Hoy

26 de noviembre de 2008

El legado ignorado de Brian Jones

El Padre Británico del Slide del Blues Contemporáneo

Aunque Keith Richards es uno de mis guitarristas favoritos y me cae muy bien el sujeto, existe algo que probablemente lo perseguirà siempre y es la sombra de su Alter Ego dentro de la alineación fundadora de los Rolling Stones, sus satánicas majestades del rock, y que es el singular y talentoso fallecido músico Brian Jones, el verdadero creador del concepto rebelde, descarado, autócrata, hedonista y talentoso que ha caracterizado a los Stones desde 1964 a la fecha.

Jones es, contra lo que se cree, el verdadero introductor del blues a la escena comercial y de hecho el mas purista de los músicos al respecto y aceptó comercializarse porque pretendía vivir de la música y sabía que en ese entonces y en Inglaterra el blues era probablemente la peor opción para ello. El individuo poseía la nada despreciable habilidad de dominar prácticamente todo instrumento que se le atravezara y de hecho él tocaba el piano básicamente pero los otros stones le conocieron tocando la "Slide Guitar" durante una audición de Alexis Corner y su banda en el Crawdaddy Dady (bar de Londres) en la que Jones virtualmente dirigía a los músicos.

Entre otras cosas Jones se destacó principalmente por ese talento nato que le hacía músico por antonomasia pero también por ese lado obscuro de su personalidad bipolar que le hacía sufrir al grado de arrojar al amor de su vida, la modelo alemana Anita Palenberg, a los brazos de su colega en la banda, Keith Richards, precisamente por esos violentos episodios de Brian cuando caía en depresión. Curiosamente Brian Jones fue quien inició la siniestra imagen que Andrew Oldhamm (su manager de entonces) creo para los rolling stones en mezquina competencia con la limpia y algo zoza imagen de los beatles, fue también el primero en ser enjuiciado por posesión de drogas y el único en no aguantar la presión.

Aún así Jones fue el primero en poner la pauta en el uso moderno del slide y no Johnny Winter como muchos dan por creer como tampoco Duane Allman, Brian Jones fue el primero en grabar acompañamiento de slide en el tema de Willie Dixon "Li'l Red Rooster" cuando en ese entonces el slide lo utilizaban los músicos de Estados Unidos para tocar comercialmente música country y baladas modositas pero aplicada esta técnica al término de "Líder", cosa que Jones hacía también cabe destacar pero dentro del blues. El slide que se escucha en "Prodigal son", "Love in vain" y otros blues de los stones son obra de Brian Jones quien no conforme fue quien inicio a George Harrison en esos menesteres y quien enseñó a John Lennon a usar el tablero "Slide" como puede apreciarse en "For you blue" dentro del filme de "Let it be".

Eric Clapton nunca fue competidor de Jones sino de hecho se frecuentaban para enseñarse mútuamente técnicas y trucos y se cuenta de cierta anécdota en la que Clapton llevó a casa de Jones dos guitarras, una afinada en la tonalidad universal (E, A, D, G, B, E) y otra afinada en tonalidad abierta de SOL para en esta tocar con slide y con gran sorpresa vio que Brian no necesitaba alterar la afinación asunto que le elogió y aquel solo respondió: "El que toca la guitarra, toca la guitarra". En 1969 Clapton grabó con George Harrison aquel célebre solo de guitarra de "My sweet lord" utilizando Slide en tonalidad standard aunque hoy por hoy Clapton ya no utiliza esa técnica (y el solo con slide dentro de "Layla" lo toca Duane Allman).

Lewis Brian Hopkins-Jones, verdadero nombre de Brian, nació en Cheltenham Inglaterra hijo de un ingeniero aeronáutico y una maestra de piano (su capacidad queda clara). Su infancia estuvo rodeada de lujos y formalismos al puro y rancio estilo inglés dentro de una familia mas bien conservadora. Curiosamente su padre era quien, en sus constantes viajes como ingeniero contratado por toda Europa para trabajar en el restablecimiento de aeropuertos militares después de la segunda guerra mundial, le procuraba a Brian los discos mas raros de música blues y jazz que al señor Hopkins le parecían de buena música y no vio con malos ojos las pasajeras modas del "Skliffe" y las baladas americanas aunque sí apreció con horror el advenimiento del entonces atrevido "Rock and Roll" de Elvis Presley. El padre de Brian se alegró de que este se sentía mas inclinado por la música de Muddy Waters que por el muchacho de la pelvis alocada. La madre de Brian por su lado y aunque le ayudaba a transcribir las canciones de sus discos de jazz y blues, le hizo interesarse en la música clásica, asunto que a Jones le abrió los horizontes que le ayudarían en el futuro.

A los 16 años Brian ya tenía varios hijos ilegítimos y una novia embarazada, se mudó con ella a Londres y fue cuando comenzó a trabajar tocando con Alexis Corner ejecutando principalmente la guitarra y la harmónica pero su alta capacidad le colocaron en el puesto de "solista" tanto en uno como en el otro y fue, repito, el primero en Inglaterra en utilizar el tubo de slide, uno fabricado por la "Gibson" y regalo de su padre después de un viaje a Norteamérica. Es un tanto irónico que el mas conservador de la familia fuera quien le dio impulso para volverse músico de blues.

Aparte de la guitarra, también tocaba a la perfección el piano, el órgano, el saxo (desde que escuchó un LP de Charlie Parker, uno de sus ídolos). Entraría al negocio musical al entrar en la formación denominada Ramrods, donde tocaría el saxo alto. Con el dinero ganado en los Ramrods se fue a diferentes países de Europa por donde estuvo vagando y llevando una vida bohemia tocando en pequeños bares y cafeterías su armónica y guitarra. Mas tarde sería llamado por Alexis Corner en su país natal.

En su regreso a Inglaterra cuando Mick Jagger y Keith Richards, que se decían bluesistas, lo descubrieron ellos no tenían una banda en forma y de hecho su único colega era Dick Taylor quien bajeaba mientras Keith tocaba su guitarra Gibson ES y Mick cantaba y de hecho fueron al Crawdaddy para conseguir audición. Vieron a la banda de Alexis Corner y a un magnífico par de músicos que los hipnotizaron: Brian Jones y el baterista Charlie Watts (aún hoy baterista de los Rolling Stones). Watts era bastante flemático y sangrón y les dejo claro que él tocaba seriamente como tratando de desanimarlos cuando estos le pidieron que tocara con ellos en tanto Jones, de la misma edad que estos granujas, se animó bastante a ser parte de un nuevo proyecto. Mas adelante Jones hablaría con un amigo suyo quien les consiguió un bajista nuevo ya que Dick Taylor dejaba la banda para irse con "Davies Brothers" (mas tarde llamados The Kinks). El nuevo elemento era mayor que ellos, más músico que ellos y con mas necesidad que ellos: Bill Wyman, quien por su parte era amigo del pianista de Alexis Croner, el popular Ian Stewart.

Siendo seis elementos (Jagger, Richards, Jones, Watts, Wyman y Stewart) Jones consiguió que Andrew Oldham los representara y les desarrollara un estilo que revolvía balada con rock and roll y un marcado sabor a blues con lo que se convirtieron en el primer grupo inglés en grabar Blues de manera oficial y cuyo primer trabajo era peculiarmente atractivo por la harmónica y el slide de Jones. Ciertamente fue el primer periodo de fricciones por ego por parte de Brian Jones y Mick Jagger que se consideraban cada uno y así mismos como el líder de la banda. Desafortunadamente Jagger como cantante se quedó con el título pero el verdadero músico del grupo era Brian Jones.

Dentro de su espíritu inovador Jones es el creador de los populares riffs de "(I can't get no) Satisfaction", "Last time", "Mother's little helper", "Paint it black" y "Let's spend the night together" aunque Richards se encargara de ser él quien se llevara el crédito y eventualmente Jones llegó a ser mas frecuente visitador del estudio Abbey Road de los beatles que de las sesiones con los stones y hasta llegó a proponerle a John Lennon cambiar lugares a lo que Lennon declinó porque en los beatles él era el jefe y con los stones tendría que rivalizar con Jagger y Richards.

Cuando George Harrison comenzó a experimentar con música indú Jones comenzó a compartir ese interés al grado de grabar piezas experimentales dando a Jagger y a Richards la idea de crear un disco conceptual pero lo hicieron tan mediocremente que el resultado fue una pésima y envidiosa respuesta al "Sgt Pepper" de los beatles, el hoy un tanto olvidado "Their Satanic Majesties Request" pero del que se desprendió esa rara fama de los stones de ser "Sus satánicas majestades". Aún con ese fracaso Jones tuvo tiempo de influenciar a Eric Clapton, George Harrison, John Lennon y al propio Paul McCartney y se hizo amigo de Los Who y fue Jones quien sacó de la mano a Jimi Hendrix en el escenario del "Monterey Pop Festival" en julio de 1967, haciéndose también amigo de Hendrix quien por cierto lo respetaba bastante. Incluso el legendario Buddy Guy llegó a elogiar a Jones como: "El primer chico blanco que escucho que toca como negro".

Pero Jones tenía un demonio dentro. Brian siempre confrontó su propia personalidad casi esquizofrénica que pasaba del mas dulce y alegre estado de ánimo a la mas profunda de las tristezas sin una explicación aparente. Brian comenzó a desmoronarse cuando Mick Jagger y Keith Richards comenzaron a endurecerse y los choques de personalidad eran cada vez mas constantes en la banda. Justo cuando los problemas tanto legales como personales comenzaron a apalear a los stones, Jagger y Richards aprendieron a hacer frente volviéndose egoistas y herméticos cosa que no podía hacer Brian, pisciano con corazón de pollo y un ego mas grande que su capacidad para aguantarlo. Jones comenzó a desprenderse de la vertiginosa velocidad con la que se daban las cosas dentro de los stones y llegó el momento en que ni siquiera podía viajar con ellos ni presentarse en importantes audiciones. A todo esto se le sumó el romance entre Anita y Keith cuando ella era aún novia de Brian y por otro lado las presiones de Mick para que Brian saliera de la banda. A finales de junio de 1969 cuando Brian tocaba fondo, Mick y Keith se las arreglaron para despedirlo del grupo y este aceptó motivado por el resentimiento. Murió el 3 de julio, unos días mas tarde, ahogado en su piscina.

La verdadera crísis de Brian Jones como músico fue por ende el rompimiento entre él y los rolling stones respecto al curso que su música debía seguir porque si bien la banda era en ese momento la segunda mas importante del mundo, Jones se rehusaba a alejarse de sus raíces de blues que eran precisamente las que los habían catapultado demasiado cerca de los beatles superando incluso al propio Elvis. Resulta demasiado irónico que las insistentes experimentaciones de Jagger y Richards con respecto al pop y al rock ácido propiciaran la salida de Brian y que al final fuera precisamente el blues lo que terminaran tocando con el reemplazo de Jones, el también bluesista Mick Taylor. Nada más sórdido como el blues "Love in vain" en el Madison Suqare Garden anunciando una nueva etapa de la banda deshaciéndose del músico que les proporcionara ese sonido.

Brian Jones resulta entonces el eslabón perdido entre los músicos que crearon el blues y los británicos que lo modernizaron. Jones, el precursor de tantos recursos del blues contemporáneo, entre ellos el uso del slide.

Messy Blues